Doctor Who 231: The Snowmen

Doctor Who 231: The Snowmen
En Inglaterra en 1842, un joven hace un muñeco de nieve, pero se niega a jugar con los otros niños. El muñeco de nieve empieza a hablar con el niño, repitiendo sus pensamientos de que los otros niños son tontos. Cincuenta años más tarde, el niño ha crecido y se ha convertido en el Dr. Simeon, propietario del Instituto de la Gran Inteligencia. Contrata hombres para recoger muestras de nieve, que introduce dentro de un enorme globo de cristal lleno de nieve en su laboratorio, antes de cumplir su promesa de echar a los hombres de comer... a un grupo de muñecos de nieve animados que los devoran. Mientras tanto, el Undécimo Doctor, todavía de luto por la pérdida de sus anteriores acompañantes Amy Pond y Rory Williams, ha aparcado la TARDIS sobre el Londres victoriano entre las nubes, y usa a sus aliados Vastra, Jenny y Strax para que alejen a la gente de él. Ellos también ocupan el tiempo investigando misterios por toda la ciudad.

En otra parte, Clara investiga una perturbación en el exterior de la taberna en la que trabaja y encuentra al Doctor de paso. Le acusa de hacer un muñeco de nieve, pero el Doctor se da cuenta de que está hecha de una nieve que tiene memoria. Intenta marcharse discretamente, pero Clara le sigue hasta un carruaje. Sin querer volver a involucrarse en nuevos asuntos, le da instrucciones a Strax de que le traiga un gusano de memoria que borrará la última hora de sus recuerdos sólo con tocarlo. Mientras Strax lucha con el gusano, aparecen más muñecos de nieve que les rodean. El Doctor se da cuenta de que los pensamientos de Clara están creando los muñecos y le da instrucciones de que se los imagine derritiéndose, lo que hace, derritiéndose entonces todos los muñecos. Clara le avisa al Doctor de que si le borra la memoria, olvidará cómo enfrentarse a los muñecos de nieve. El Doctor, a regañadientes, la permite irse, y después se marcha por una escalera en el cielo para subir a la TARDIS. Clara le sigue y llama a la puerta, pero se esconde y sale huyendo por la escalera cuando el Doctor responde. A la mañana, siguiente, Clara regresa a su otro trabajo como institutriz de los hijos del capitán Latimer. Sabrá por él que su hija ha estado teniendo horribles pesadillas acerca de la anterior institutriz volviendo de entre los muertos. Clara se da cuenta de que el estanque congelado que contiene el cuerpo de la anterior institutriz es lo único que aún está congelado alrededor de ellos. Intenta encontrar y llamar de nuevo al Doctor, pero en su lugar atrae la atención de Jenny, que la lleva a ver a Vastra. Vastra le dice a Clara que sólo debe utilizar una única palabra para impresionar al Doctor si quiere que le ayude.

Parte 1 de 1: The Snowmen