Doctor Who 221: The Girl Who Waited

Doctor Who 221: The Girl Who Waited
El Doctor lleva a Rory Williams y Amy Pond al planeta Apalapucia, diciendo que es uno de los mejores destinos de vacaciones, pero sin saber que el planeta está sufriendo una plaga mortal, Chen7, que afecta a las criaturas que tengan dos corazones y que puede matar a las víctimas en un día. La población local ha creado "centros de compasión", donde los infectados por la plaga son colocados en una de las varias miles de líneas temporales aceleradas, permitiéndoles vivir sus vidas mientras se comunican con sus seres queridos a través de unas grandes lentes de cristal en la sala de espera. A su llegada, Amy se separa del Doctor y Rory y se queda encerrada en una línea temporal acelerada. Mientras el Doctor y Rory localizan a Amy, se les aproxima uno de los Manobots de las instalaciones, unos robots sin cara con manos similares a las humanas.

El Manobot les habla de la plaga, y como no logra reconocerles como alienígenas, intenta administrarles una dosis de medicina que sería letal. El Doctor usa la lente para avisar a Amy, y le dice que les espere en el centro de cortesía, prometiéndole ir a rescatarla. El Doctor y Rory regresan a la TARDIS con la lente, que el Doctor usa a modo de GPS para localizar la línea temporal en que está Amy y que conecta a unas gafas que transmitirán la imagen de lo que se está viendo. Mientras tanto, Amy descubre a la Interfaz, un control de voz de los sistemas informáticos, y descubre que puede enmascarar su presencia de los Manobots usando las emisiones de los motores temporales que operan las líneas temporales aceleradas.

Parte 1 de 1: The Girl Who Waited