Doctor Who 215: The Curse of the Black Spot

Doctor Who 215: The Curse of the Black Spot
Siguiendo una señal de socorro, la TARDIS aterriza a bordo de un barco pirata del siglo XVII1 varado en mitad de un océano en calma. La tripulación de la nave está siendo aterrorizada por una criatura similar a una sirena, que marca a la gente con puntos negros en las palmas después de que se hieran. Su canción entonces coloca a las víctimas en un estado de trance, haciéndoles querer ir con ella, y ella desintegrándoles al primer contacto. Rory Williams se corta durante una escaramuza con los piratas, y el punto negro aparece en su mano. Amy Pond y el Doctor le impiden sucumbir a la canción de la sirena.

Suponiendo que la sirena usa el agua como portal, el Doctor les da instrucciones a todos de que se refugien en el almacén del barco, que está seco. Allí, encuentran a Toby Avery, hijo del capitán del barco, Henry Every, que se metió de polizón en el barco tras la muerte de su madre, sin saber de la vida criminal de su padre. Él también tiene un punto negro porque tiene fiebre. Intentando escapar, el Doctor y Avery suben a bordo de la TARDIS, pero encuentran que está actuando erráticamente, y se ven obligados a evacuarla, desmaterializándose sola ante ellos. Después de que otro tripulante sucumba ante la sirena en la habitación seca, el Doctor se da cuenta de que lo que ella está usando en realidad es los reflejos. Así, se deshacen de cualquier carga con superficies reflectantes, incluido el tesoro robado del barco.

Parte 1 de 1: The Curse of the Black Spot