Doctor Who 237: The Crimson Horror

Doctor Who 237: The Crimson Horror
En 1893, Madame Vastra, Jenny Flint y Strax investigan "El horror escarlata", una misteriosa plaga que está provocando muertes en las que las víctimas tienen la piel roja. La superstición dice que la retina retiene la última imágen que ha visto una persona, y se quedan impresionados al descubrir que la última víctima lo último que había visto era al Undécimo Doctor. Viajan a Yorkshire, donde Jenny se infiltra en Sweetville, una comunidad liderada por la Sra. Gillyflower y el invisible Sr. Sweet. La Sra. Gillyflower evangeliza sobre el apocalipsis que va a llegar para animar a la gente a venir, usando a su hija ciega Ada que fue maltratada por su último marido, como ejemplo de su sociedad condenada.

Jenny encuentra al Doctor, que está encadenado y tiene la piel roja y con una textura sólida. El Doctor entra en una cámara para revertir el proceso con la ayuda del destornillador sónico, y le explica a Jenny que Clara y él habían llegado y descubierto el misterio de "el horror escarlata". Habían entrado en Sweetville para investigar, pero descubrieron que estaban allí para ser preservados para sobrevivir al apocalipsis. El proceso no funcionó con el Doctor porque no es humano, y Ada le salvó de la destrucción, llamándole cariñosamente "mi monstruo". El Doctor encuentra a Clara y revierte el proceso en ella. Mientras tanto, Vastra reconoce que Sweetville está usando el veneno de una sanguijuela roja prehistórica. El Doctor y Clara se enfrentan a la Sra. Gillyflower, que revela que tiene planes de lanzar un cohete para esparcir el veneno por todo el cielo. Después también revela que el "Sr. Sweet" es una sanguijuela roja que ha formado una relación simbiótica con ella. El Doctor echa en cara a la Sra. Gillyflower que ha experimentado en Ada para conseguir la fórmula de preservación perfecta. Ada, al oír esto, avanza enfurecida hacia su madre, lo que le da tiempo a Clara para destruir los controles. Sin embargo, la Sra. Gillyflower toma como rehén a Ada a punta de pistola y se va al silo del cohete, disfrazado de chimenea, para alcanzar el control secundario.

Parte 1 de 1: The Crimson Horror

4 comentarios:

  1. pero mira esos subtitulos papa a no no hay :`v

    ResponderEliminar
  2. Muy buena aventura;Strax la lleva,XD:-}}}

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar